Noticias

OCT
29

Rosa Ribas en Estvdio

Rosa Ribas presenta "Un asunto demasiado familiar" en Estvdio. La autora estará acompañada por Jesús Cabezón.
Rosa Ribas  en Estvdio

El próximo 29 de octubre nos visita Rosa Ribas con su nueva novela: "Un asunto demasiado familiar" editado bajo el sello de Tusquets. Una novela adictiva que recomendamos encarecidamente a todos aquellos lectores que deseen evadirse unas horas y quedar atrapados entre las líneas de este fabuloso libro. La presentación tendrá lugar en nuestra librería de la calle Burgos, 5 (Santander)

https://www.elultimolibrode.com/es/libro/un-asunto-demasiado-familiar_7330050949

SINOPSIS: La agencia de detectives de Mateo Hernández tiene su sede en una céntrica calle del popular barrio barcelonés de Sant Andreu. Allí, junto a Mateo, trabajan sus hijos Marc y Amalia, y un asistente, Ayala, encargado de los trabajos más sucios. A veces, además, colabora de una forma peculiar Lola, la mujer de Mateo, cuyas intuiciones sobre los casos suelen ser desconcertantemente certeras. Hasta hace unos meses también formaba parte del equipo Nora, la hija mayor del matrimonio, pero en la actualidad se encuentra en paradero desconocido; una preocupación que, como un silencioso cáncer, está erosionando la convivencia de la familia… y de la empresa. Un día, Carlos Guzmán, un constructor muy poderoso conocido y temido en el barrio a partes iguales, encarga a Mateo que encuentre a su hijo, desaparecido recientemente. Así, la investigación va a revelar los vínculos inesperados entre los personajes, los pasados compartidos y las historias secretas que arrastra cada clan… Y de esta forma, una desaparición nos llevará a otra. Y un fascinante paisaje humano seducirá al lector a primera vista.

ROSA RIBAS nos cuenta…
Nací en El Prat de Llobregat en 1963. Es una pequeña ciudad industrial que la mayoría conoce porque en su término municipal se encuentra el aeropuerto de Barcelona. La cercanía del aeropuerto, vivir a sólo una calle de las vías del tren con el ruido –y el olor– de fondo de una fábrica de papel, actualmente demolida, en lugar de llevarme a anhelar una vida de silencio y aire puro en algún lugar en el campo, me han hecho adicta a la ciudad y a un mínimo nivel de sonido sin el cual no me puedo concentrar. Por eso me gusta escribir en cafés. Eso sí, entre mis enemigos naturales se cuentan los mascadores de chicle, los sorbedores ruidosos de café y los que parecen no conocer la existencia de los pañuelos. Por lo visto, esto se llama misofonía.

Gracias al afán experimentador de mis padres, cambié de escuela con relativa frecuencia, lo que me permitió probar desde el pequeño colegio de pueblo a la escuela alternativa anti‐autoritaria haciendo una breve escala en una escuela de niñas ultra‐religiosa con uniforme incluido. Si bien mi educación fue algo confusa, gracias a estos cambios constantes aprendí a adaptarme a nuevas situaciones con rapidez y también a hacer amigos duraderos.

Durante los estudios de Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, a pesar de mi metro sesenta y la mala vista, gané algún dinero como árbitro auxiliar de baloncesto. Después trabajé en la enseñanza. Entre otras materias, di clases de griego clásico; griego no sabía y sigo sin saberlo. De las otras cosas sí tenía idea. He trabajado como profesora de idiomas, lectora, empaquetadora de barritas de plastilina, escritora de cartas, traductora, no en este orden.

Abandoné Barcelona justo un año antes de las Olimpiadas. Me marché a Alemania porque quería vivir en otro país, tener la experiencia, enriquecedora y nunca fácil, de ser extranjera y siempre me interesó la cultura alemana. Mi primer año en Alemania lo pasé en Berlín, después me trasladé a Frankfurt, donde sigo viviendo. En un principio sólo quería pasar un año en Alemania, pero al final están siendo un par más. Y es que me gusta vivir en Frankfurt, una ciudad muy especial porque más de un tercio de los ciudadanos somos extranjeros y es a la vez una ciudad muy alemana.

Durante muchos años me dediqué a la enseñanza de la lengua. Fui lectora de español en el Instituto de Románicas de la Johann‐Wolfgang‐Goethe Universität de Frankfurt y profesora titular en la Universidad de Heilbronn. Si bien no me considero una entusiasta de los viajes, me doctoré con una tesis sobre viajeros, concretamente los viajeros alemanes que llegaron a América en los siglos XVI y XVII. En el año 2008 dejé mi actividad docente para dedicarme por completo a la escritura. Durante los años de actividad de investigación y docencia publiqué artículos y materiales didácticos como el manual para profesores ¿Cómo corregir errores y no equivocarse en el intento?, o las lecturas graduadas La clave está en el pasado y Las tres muertes del duque de la Ribera.

Volver a noticias